• Cannabis Activa Olavarria
  • Cannabis Activa Olavarria

La lluvia en floración es uno de los peligros que nos podemos encontrar a partir de ahora, justo cuando nuestras plantas se encuentran en su mejor momento y se aproxima poco a poco la tan ansiada cosecha. Si bien el agua es imprescindible para la vida, la marihuana en la fase de floración la prefiere en las raíces y no en las flores. También no es menos cierto que un remojón de cuando en cuando las plantas lo agradecen, limpia las hojas y permite a los estomas una mejor transpiración. Pero no es el caso ahora que los cogollos ya cuentan con un buen grosor.

Los principales peligros de la lluvia en floración son dos, el primero que las flores acumulen gran cantidad de agua y el peso haga que cedan, pudiendo partirse alguna rama o encontrárnosla doblada y con los cogollos tocando el suelo y completamente embarrados. Y el segundo y peor, que esta acumulación de agua cause la aparición del hongo botrytis. La humedad que traen consigo las lluvias y el calor de estas fechas, también son caldo de cultivo de otros hongos como el oídio.

De entre todas las variedades, las sativas toleran mejor los chaparrones que las índicas, ya que estas plantas originarias de las zonas tropicales del planeta se han desarrollado a lo largo de los años con estas condiciones. Sus ramas largas y flexibles, y sus cogollos más aireados, les permiten soportar mejor los aguaceros más potentes e que pueden caer en estas fechas. Las índicas por sus cogollos más compacto y generalmente más grandes, son las más propensas a los hongos y rotura de ramas.

Y aunque ya es un poco tarde en este aspecto y la elección ya no es posible, para la siguiente temporada siempre podremos optar por alguna otra variedad más resistente y apropiada para nuestro clima si es que en ésta nos hemos guiado más por el corazón que por la cabeza. 

Los cultivadores que tengan la posibilidad de montar una cubierta donde poder resguardar las plantas en caso de lluvia en floración ocasional o incluso de las noches de rocío que ya comienzan a ser habituales, tendrán este tema prácticamente solucionado. Los que no, aún están a tiempo de montar el chiringuito por lo que pueda venir, sobretodo si se vive en un clima donde las primeras lluvias no son tan ocasionales si no permanentes como en el norte de España.

Montar una cubierta es muy sencillo, aunque también es algo más complejo que poner un simple plástico sujeto con cordones, ten en cuenta que una racha de aire un poco fuerte puede hacerlo volar. Gastarse un poco de dinero en buen material al final valdrá la pena. Si no puedes o no quieres, al menos prevén la rotura de alguna rama usando tutores. Tras un buen aguacero, no cuesta nada menear un poco la planta, rama a rama si es necesario, para eliminar gran parte del agua que se pueda acumular dentro de los cogollos, lo que también aligerará su peso y habrá menos riesgo de roturas.

No está de más usar algún tipo de preventivo para hongos y en este aspecto Botryprot y BioFungi previenen y si se da el caso combaten el hongo, principalmente la botrytis que es sin duda al que más debemos temer con la lluvia en floración. Estos dos fungicidas son ecológicos y se aplican pulverizados sobre los cogollos, empapándolos para que sus microorganismos no permitan la aparición de hongos. En todo caso, usemos el que usemos, asegurarse de usar fungicidas ecológicos que no dejen residuos en unas flores que después nos fumaremos. Si el remedio es peor que la enfermedad, entonces mejor buscar otras soluciones.

Dice el refrán que más vale pájaro en mano que ciento volando. Nunca estar pendiente de la previsión del tiempo nos ayudará tanto como de aquí en adelante. Quizá no valga la pena esperar una semana más para cosechar si ya vemos que los próximos días hay riesgo de lluvias. Por una parte la planta no madurará tan bien como esperamos en esa semana, y por otro tampoco conviene cosechar los cogollos mojados y nos lleve a tener que esperar otra semana más a que el tiempo acompañe. Ni tampoco consiste en cosechar 2 o 3 semanas antes con los cogollos aún por desarrollarse del todo.

La lluvia en floración es un factor que no depende de nosotros y lo hará muchas veces justo -en el peor momento. Vale la pena adelantarse y tomar todas las precauciones posibles, antes que tirar un cogollo infectado de hongos, por no hablar del bajón de ver el trabajo de meses en la basura.

Fuente Cannabislandia


Te puede interesar también :

 

© cannabisactiva - 2017