• Cannabis Activa Olavarria
  • Cannabis Activa Olavarria

Por FOCA

FOCA es el Frente de Organizaciones Cannábicas Argentinas, que reúne 36 agrupaciones, asociaciones civiles y colectivos que luchan por un cambio en la política de drogas en el país.
A partir de la lucha y el activismo se ha logrado "poner sobre la mesa" las problemáticas de la criminalización "selectiva" que las políticas criminales producen. También se ha logrado condensar de manera democrática y horizontal las consecuencias de esta problemática social compleja en todo el territorio nacional.

A FOCA la une la planta de cannabis, pero también la defensa del derecho a la salud, a la Información, a nuestra intimidad y a decidir sobre nuestro propio cuerpo. Por eso, FOCA se para desde la reducción de daños como punta pie del paradigma en política de drogas, pero saliendo de la dualidad "criminal - enfermo" ya que, según la ley de salud mental, los usuarios y usuarias de drogas ilegales (entre los que nos encontramos) somos sujetos de derecho, ante todo.

Por eso, como ciudadanos empoderados y críticos del circuito del narcotráfico que nos ofrece en esta región un producto de pésima calidad, conocido como el “prensado”, más el riesgo de caer presos y del efecto góndola, es decir, que cuando un/a consumidor/a va a comprar, pero al no encontrar le ofrecen otra droga; ya hace varios años, los usuarios y usuarias de cannabis argentinos comenzamos a aprender del cultivo casero para autoabastecimiento, el autocultivo. Una de las frases que representa al movimiento cannábico expresa "Ante el narcotráfico plantate".

También, con respecto a la ley 27.350 de cannabis medicinal, creemos que, pese a la solidaridad y ayuda de los cannabicultores a los pacientes y sus familias, todavía hay derechos siendo vulnerados ya que como se concluyó en el primer congreso argentino de cannabis y salud que se realizó en la Universidad Nacional de La Plata “el dolor no puede esperar”; ni tampoco los miles de compañeros y compañeras criminalizadas por la Ley 23.737 de Estupefacientes aún hoy, a 29 años de su sanción.

Este frente diverso se organiza en asambleas generales y trabaja en comisiones, donde se acuerdan las estrategias comunes y prácticas más apropiadas para visibilizar nuestro reclamo por el cambio integral de las políticas de drogas que deje de criminalizar a los usuarios y cannabicultores argentinos para que realmente se logre reducir el poder del narcotráfico que alimenta la corrupción prohibicionista.

La visibilidad que ha tenido este año la Marcha Mundial de la Marihuana (MMM) el pasado sábado 5 de mayo en más de 25 ciudades a lo largo y ancho del país en simultáneo, creemos que es una estrategia de cuidado que se ha logrado mantener en el tiempo, generando a instancias locales, provinciales y a nivel nacional que este pedido llegue a toda la población. Sobre todo, que pueda apreciarse la emergencia social de este reclamo con una variada multitud de personas de 1 a 99 años que usan esta planta en nuestro país.

A diferencia de otros años, el trabajo mancomunado de agrupaciones diversas y comprometidas con la causa lograron una gacetilla de prensa unificada de FOCA que contó por primera vez con más de 80 adhesiones importantes de instituciones, asociaciones civiles y demás movimientos sociales que respaldan y apoyan este reclamo al Estado por una reforma integral de las políticas públicas que se refieran al uso del Cannabis.

También, se ha logrado realizar la primera conferencia de prensa del Frente sobre la MMM 2018 en Argentina, en la cual nos presentamos y posicionamos como actores sociales relevantes que tenemos evidencia empírica y conocimientos específicos sobre un área de vacancia de conocimiento tanto en la medicina tradicional (excepto algunos profesionales que se han interesado en capacitarse) como en el campo jurídico, de políticos y demás funcionarios públicos.

La unión de los usuarios y usuarias cultivadores con las familias de usuarios terapéuticos fue gestado al calor del traspaso de saberes que los primeros han hecho sobre los segundos. Empoderarse y poder autoabastecerse a través del cultivo fue algo que quienes lo vienen haciendo hace años, pudieron ofrecer a las familias de miles de personas que saben que afuera del país esto se está utilizando y hay evidencias de sobra. Como dijimos antes, la reglamentación de la ley de cannabis medicinal no alcanza, se sigue persiguiendo a quien cultive y eso responde no sólo a la ley nacional de drogas 23.737, sino también al mantenimiento del status quo punitivo que no quiere dar el brazo a torcer en esta lucha por un derecho constitucional a la libertad individual de poder decidir sobre nuestro propio cuerpo.

Por eso, exigimos una regulación de la planta de Cannabis para todos sus usos y la libertad inmediata de todos los presos y presas por cultivar.

Fuente APU

Te puede interesar también :

 

© cannabisactiva - 2017